Follow by Email

sábado, 16 de octubre de 2010

LA IMPORTANCIA DEL BRONCE EN LA CULTURA CHINA

La mayoría de los objetos de bronce conservados provenían de los enterramientos funerarios. Se utilizaban como rituales y simbolizaban el ajuar doméstico y la protección del alma para el difunto en la otra vida. No sólo se encontraron bronces, sino también piezas elaboradas mediante terracota y objetos de jade entre otros.

Los primeros testimonios de este material se dieron en la mitad del S. XVI a.C, durante la Dinastía Shang, sin embargo, en un inicio se utilizaron como armamento. Será durante la Dinastía Xía (Dinastía legendaria que no se sabe muy bien si existió), donde el gran soberano fundió por sí mismo nueve trípodes ding destinados a los ritos y sacrificios imperiales. Estos recipientes se consideraron garantías de poder. Cuanto mayor número de recipientes se encontraban dentro de las tumbas, mayor estatus poseía el difunto.


Existían unos códigos sobre el número de recipientes y los tamaños que deberían aparecer en cada tumba. Así pues, el rey poseía 9 ding, los señores feudales 7 ding, los altos oficiales 5 ding y los funcionarios 3 ding. Otra tipología, como los gui, ocurría algo semejante, pero su enumeración era par (de 8 a 2)

Hay que tener en cuenta que los bronces se transmitían de generación en generación, ya que también se utilizaban para el uso doméstico. Eso explica que hayan aparecido bronces anteriores en enterramientos de periodos posteriores.

A partir de la Dinastía Han, S. III a.C, comienza el interés por los recipientes de las antiguas dinastías, llegando a pensar que los bronces antiguos traían buena suerte al presente.

Estos recipientes son auténticos documentos históricos, ya que poseen inscripciones en su interior, al principio más escueto, pero llegarán a tener hasta 400 caracteres.

Todo el mundo relaciona los bronces chinos con el color verde, sin embargo, en su origen eran amarillos. Esto se debe a la oxidación, adquiriendo hoy en día esa pátina.


Tipologías principales:

No todas estas tipologías se realizaron en el mismo periodo, mientras unas evolucionan a medida que pasan las diferentes dinastías, otras se dejaron de usar. Además se pueden fechar estas piezas a través del estilo ornamental.

Recipientes relacionados con la comida:

Ding: cuerpo cilíndrico generalmente con tres patas. A partir de Zhou Oriental (770-259 a.C) se empieza a diseñar con tapa. Una versión de este recipiente es el Fang ding, que tiene forma cuadrada y con cuatro patas. Esta versión se dejó de hacer en la dinastía de Zhou Oriental: Algunos historiadores, consideran que esta versión simboliza la tierra. Se utilizaban para cocinar alimentos sólidos.



Li: Parecido al ding pero con el recipiente más abultado. Esta forma se dejó de hacer en época de Zhou Occidental (1050-770a.C)




Xian: También llamado Yan. Se utilizaba para cocinar los alimentos al vapor. Generalmente son redondos aunque hay alguna excepción cuadrada.


Gui: Suelen aparecer junto a los ding. A partir de Zhou Occidental se comienzan a diseñar con tapa.



Dou: Contenían alimentos en salazón. La tapa servía como cuenco. Su época de mayor esplendor fue durante Zhou Oriental, aunque surgió en el Neolítico.

                                                 


Recipientes relacionados con la bebida:

Jue: Es una de las piezas más antiguas. Su mayor esplendor fue en la dinastía Shang en época de Zhengzhou. Son recipientes muy desproporcionados y piezas muy toscas. Servía para calentar bebidas y siempre tienen vertedero y cola.


Gu: Desaparece en la última época de los Zhou. Su forma es esbelta y acampanada y se utilizaba para servir el líquido.



Jia: Recipiente que sólo se elaboró en época Shang. Es parecido al Jue, aunque no tiene vertedero ni cola y la boca es circular. Se utilizó para calentar bebidas fermentadas.



He: Parecido a una tetera, pero en esta época no se utilizaba para té. Deposito triangular aunque también los hay circulares ya en época Zhou.



Zun: Se elaboraron desde el siglo XIV a.C. La forma recuerda a los gu pero son de grandes proporciones. Hay varias versiones: el fang zun, de forma cuadrada, y los zun zoomorfos, con formas como elefantes, rinocerontes, búfalos, etc.



Hu: Se comienzan a elaborar a partir de la época de Shang tardía. Hay una variante, fan hu (con caras aplanadas). Normalmente suelen tener anillas de bronce o asas tubulares. Se suelen elaborar con tapa, pero la mayoría se han perdido. Contenían licor.



Fang yi: Vasija rectangular con tapa a cuatro aguas. Se usaba para contener vino y en ocasiones comida. Surge al final de la época Shang, pero a comienzos del S.VIII a.C, deja de fabricarse.




Pan: Se utilizaba para lavarse las manos durante los rituales. Apoyado sobre un gran pie, tienen forma circular. Al principio se elaboraron sin asas, pero a partir de la dinastía Zhou las comenzarán a llevar.



Todos estos bronces se realizaron durante un largo periodo de tiempo, hay que fijarse en la decoración para distinguir cada uno de ellos. En la actualidad, siguen teniendo un gran valor debido a su conservación, dureza,  belleza, antigüedad y por supuesto el valor espiritual.

                                               
                                                Beatriz V.Mazariegos Álvarez de Toledo
                                                               Licenciada en Historia del Arte.
                                  Master de Tasación y Valoración de obras de Arte

martes, 7 de septiembre de 2010

BOULLE, El GRAN EBANISTA EN LA FRANCIA DE LUIS XIV

André-Charles Boulle nació en París el 11 de noviembre de 1642 en el seno de una familia de origen holandesa. Maestro ebanista desde antes de 1666 realizó muebles hasta su muerte el 28 de febrero de 1732, por lo que ejecutó multitud de obras que en muchos casos fueron grandes novedades.

Pronto destacó en su profesión, y ya en 1672 era un privilegiado real, trabajando para la reina y el delfín. Sin embargo, no vendió su primer mueble al rey Luis XIV hasta 1700.

Aunque él continua trabajando, a partir de 1715, su taller estará al mando de sus cuatro hijos, que según el impresor Mariette "eran los monos de su padre". Es decir, auténticos imitadores; y continuaron con el taller después de la muerte de éste. Además, surgieron otros imitadores de su estilo.

Para identificar un mueble de Boulle, al no ir estampillado, hay que fijarse en la calidad insuperable y en su estilo característico, además de hacer referencia a los dibujos conservados en el Museo de Artes Decorativas de París y a los grabados conservados. Aún así, en las casas de subastas siempre aparece "atribuido a Boulle".

 El bronce será el verdadero protagonista de sus muebles, siendo característico los relieves de bronce apoyados sobre arquitecturas de marqueteria, por lo que combina tridimensionalidad con bidimensionalidad.


Se caracterizan dos tipos de marqueteria realizada por Boulle:

-La marquetería de flores o clásica: mediante distintas maderas


-La marquetería de parte y contraparte:combina carey y metal. Se llama así porque al recortar una plancha de metal para realizar un dibujo determinado, que posteriormente será plasmado en el mueble, la otra parte de la placha "la contraparte"será utilizada para realizar otro mueble. Siempre valdrá más "la parte" que "la contraparte". Esto no se debe a una mayor dificultad técnica, sino a un gusto en cuanto a la estética.





-O combinando las dos.



Además de las novedades decorativas, será el creador de una nueva tipología: el Bureau plat. Es una gran mesa para escribir y puede tener 4, 6 y hasta 8 patas, aunque es más común en Boulle el de 6 patas. Comenzó a realizarlos a partir de 1700, y será uno de los primeros en utilizar la llamada "pata cabriolé".


La mayoría de este tipo de muebles se conservan en museos como el Louvre, Paul Getty, Wallace, Hermitage o palacios como Vaux le Vicomte. Son objetos muy valorados, llegando a alcanzar entre los 400.000€ a los 3.500.000€. Han sido muy imitados posteriormente, por lo que siempre hay que consultar con la ayuda de un experto. Para cualquier duda siempre podreis poneros en contacto conmigo, ya que soy especialista en el sector de las Antigüedades.



                                                 Beatriz V.Mazariegos Álvarez de Toledo
                                                               Licenciada en Historia del Arte.
                                  Master de Tasación y Valoración de obras de Arte